9.27.2011

Pastel de higos macerados en vino

                                                                             
Se ha terminado el verano y hay que aprovechar las últimas frutas jugosas que nos da esta estación y que se prolongan durante los inicios del otoño. El color oscuro del higo recuerda a esas tardes cortas y noches largas que se irán cerniendo sobre nosotros a medida que nos adentremos en la nueva estación, luces ténues, melancólicas y profundas, substituirán las horas de sol brillante que aun nos acompañan.

Los higos, al igual que peras y melocotones, les favorece el vino con especias, el toque de la maceración vuelve a recordarnos que durante el otoño la naturaleza se recoge, se concentra en sí misma, y a medida de que el frío se vaya instalando, los alimentos deberán ser más cocidos y más condimentados para combatir esos primeros fríos que ya empiezan a ser deseados y añorados.


Pastel de higos macerados en vino

130 gr de mantequilla derretida
3 huevos 
180gr de harina
220 gr azúcar moreno
1 cucharada de postre de levadura química
ralladura y zumo de una naranja  (o zumo de otro cítrico)
vainilla en polvo o en esencia
6 higos frescos

para la maceración: 
300ml de vino tinto
100gr de azúcar
piel de naranja ( o de otro cítrico)
un bastón de canela

Mezclar todos los ingredientes de la maceración y llevar a ebullición durante 10 mints. Reducir el fuego y dejar cocer los higos cortados por la mitad durante 6 mins dándoles la vuelta para que queden impregnados del jarabe.Sacar del fuego y reservar.
Precalentar el horno a 180º. Batir los huevos con el azúcar moreno hasta que blanqueen, añadir la mantequilla derretida fría y seguir batiendo. Agregar la esencia de vainilla, el zumo y la ralladura de naranja. A continuación, tamizar la levadura y la harina encima de la mixtura anterior. 

Rellenar un molde redondo engrasado, con la mezcla del pastel y disponer los higos en forma de círculo. Cocer durante 45 mints o hasta que el centro del pastel se haya cuajado. Sacar del horno, dejar enfirar, espolvorear con azúcar en polvo y servir con nata y el járabe de la maceración por encima de ésta.

                                                                            

9.14.2011

Tarta cítrica con lavanda y pistachos


Parece que el mes de Septiembre me está dejando enredado en sus comienzos, por más que me organice las entradas que tengo para este mes, no consigo tener ni un segundo para publicarla, ni para visitaros. Pero no quería dejar de poner esta tarta en la que vuelvo a una de mis duos favoritos:  la naranja y la lavanda. Y es que con la ola tardía de calor que estamos teniendo, por lo menos en mi zona, una intenta pasar y pasearse por jardines para relajarse y estar fresca y es ahí dónde entra la lavanda.

Por otro lado, siempre es fácil tener naranjas y limones y después de las vacaciones de verano, seguro que os han sobrado algunos limas de eso mojitos que se quedaron sin hacer. Pues aquí tenéis una tarta sin complicaciones, rápida y simple para servir con una bola de helado de vainilla o con unas cucharadas de mascarpone.

                                                                                 

Tarta cítrica con lavanda y pistachos

un paquete de hojaldre descongelado
3 naranjas, 2 limones, 1 lima (la proporción de cítricos a vuestro gusto)
20gr de pistachos iraníes pelados
Sirope de lavanda:
50ml de agua mineral
50ml de zuno de naranja
150gr azúcar
1 cucharada de postre de flores de lavanda

Precalentar el horno a 180º. Desenrollamos la pasta de hojaldre sobre el papel de hornear sobre el que viene y la pinchamos con un tenedor. Horneamos 10 mints. Mientras pelamos los cítricos retirando también la parte carnosa blanca de la fruta y la cortamos en rodajas finas.

Sacamos el hojaldre que se habrá hinchado ligeramente, lo pinchamos, y encima disponemos las rodajas de cítrico desordenadamente pero cubriendo toda la superficie de la tarta. Horneamos durante 20 mint.

Mientras hacemos el almíbar de lavanda llevando a ebullición el agua, el azúcar, la lavanda hasta que el azúcar esté completamente disuelto y empiece a espesar ligeramente.Retirar la tarta de horno, pintar con ayuda de un pincel de cocina toda la tarta caliente con el almíbar. Dejar reposar un minuto y volver a pintar hasta que queden los cítrico relucientes e impregandos y esparcir por encima los pistachos.


Más recetas con lavanda:
Magdalenas de chocolate, kumquats y lavanda
Crème Brûlée de  madarina, té Earl Grey y lavanda
Tejas de lavanda

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...