8.17.2011

Rules, un placer clásico

                                                                                    
Mucha gente me pregunta a dónde ir a comer un Roast Beef clásico en Londres, lo que los locales llaman abreviado, el "Roast", y que suele comerse en domingo como plato único con abundante acompañamiento. Pués aquí tenéis la primera Crónica británica escrita por un enviado especial de este blog, en este caso me complace presentaros a Berenguer , otro bloguero, y su crónica del archifamoso restaurante londinense Rules.

   " Entrando por la bocacalle de Maiden Lane, en la zona de Covent Garden, hay que alzar la vista: las banderas –letras doradas sobre los estandartes color Burdeos-  señalan la tierra prometida que culmina el fin de semana perfecto en Londres: un Roast Beef en el Rules, local clásico entre clásicos, que se precia de ser el restaurante más antiguo de la ciudad.

Entramos, y antes de pasar a uno de los salones privados de la segunda planta que hemos reservado, nos dejan pasear  por la planta del restaurante, todavía semivacía a esa hora (las doce del mediodía). Se aprecia una casa de vigor impecable: siguen atreviéndose a conservar su reluciente moqueta, sin rastro de moho o mancha, y el necesario punto elegantemente recargado de la decoración está ahí para recordarte que, sí, el sitio tiene historia, pero el cliente es lo importante.

Por la –estrecha y enmoquetada, claro- escalera hacemos la segunda parada del trayecto, en el Cocktail Bar. Llegando nos guiña el ojito un maravilloso Stilton, aposentado en carrito al uso, y flanqueado de crackers, al que decimos “See you later”: efectivamente, no pensamos perdonarlo más tarde. La hora es desacostumbrada, y el maestro coctelero,  Brian Silva, no llega hasta más tarde, pero su aprendiz hace un excelente trabajo preparando unos Negroni para los más valientes, otros Screaming Viking para los que gustan del Tequila para abrir el apetito, y un Cider House Rules, logrado guiño literario a base de sidra y Gin,  especialmente recomendable. Si hay una barra donde degustar también la vista, es ésta, con todo lo que uno espera de la ocasión: la botellería perfectamente ordenada, el cálido tacto de la madera, y el instrumental coctelero ordenado con limpieza y precisión quirúrgicas, prestos a hacer gozar al prójimo.

                                                                               
Nos acercamos más tarde, siguiendo por la escalera, hasta la alta cumbre de la sala John Betjeman, uno de los dos Private Rooms del segundo piso, ideal para los siete comensales que somos. Dado que la época -finales de mayo- no es la mejor para degustar las especialidades de caza, hemos elegido empezar con un salmón ahumado nada ordinario: lo eligen ellos, y lo ahuman ellos. El resultado es una apasionante reconciliación con el tan maltratado manjar: un ahumado redescubierto, sin exceso de sal, ni de grasa, encontrando todos los sabores del humo y del pescado. Regamos con un Pouilly Fumé ideal para estos menesteres.

Y, finalmente, llega el tan esperado Roast. La carne en su extraordinario punto rosado y el plato se va montando directamente en la mesa, acompañándolo primero del ultracásico Yorkshire pudding,  las verduras, las patatas. Un Merlot  Grand Cru Saint Émilion hizo de buen compañero de viaje, y nos continuó acompañando con el trío de quesos británicos: Stilton, Cheddar y –oh sorpresa- un Brie de Somerset de consistencia firme y sabor intenso. Los tres perfectamente afinados.

                                                                                      

Terminamos con un lemon meringue pie, tartaleta al que el único reproche que hacer es su tamaño un poco excesivo. Alguien se preguntará si el exceso no viene dado por todo lo previo…Quizás sí, pero que nadie dude que Rules será revisitado en temporada de caza, cuando se pueden encontrar las piezas de su propio coto de caza, el Lartington Estate. En cualquier caso, ! qué fortuna es haber estado ya en este reino! ".

Enviado especial : (texto y fotos) Berenguer de Les regnes del destí .

8.08.2011

Tarta de ajos caramelizados

                                                                                     
Esta receta procede del magnífico libro de Yotam OttlenghiPlenty, en el que se recoge una gran variedad de platos vegetarianos interesantísimos. Yotam Ottolenghi, chef inglés de origen israelí, es el artífice de la cadena de delis londinenses que lleva su nombre, conocidas por ofrecer una cocina en la que se que fusiona lo mediterráneo con la cocina de Oriente medio.

Así en sus recetas podemos encontrar como denominador común  ingredientes como el limón, el ajo, el cilantro y la menta, a menudo mezclados con yougur o tahini, y salpicados de granos de granada, pimienta rosa más el uso de mezclas especiadas como el sumac o el za'tar. La receta de hoy es mucho menos exótica, más afrancesada pero no deja de ser sorprendente y deliciosa. Para los que no soporten el ajo os diré que estos se blanquean y rehogan para suavizar su sabor.


                                                                                       
TARTA DE AJOS CARAMELIZADOS
(receta de Y.Ottolenghi)

1 paquete de  masa hojaldrada
3 cabezas de ajos (dientes separados y pelados)
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharadita de vinagre balsámico de Módena
220 ml de agua  
1 cucharada postre de azúcar
1 cucharadita de romero fresco picado
1 cucharadita de tomillo fresco picado, además de unas cuantas ramitas para el final
120 g de queso suave, cremoso de cabra tipo rulo
120 g de cabra duro, queso maduro (yo usé uno de oveja fuerte que tenía por casa)
2 huevos de gallinas
100 ml de crema de leche espesa
100 ml de crème fraîche
sal y pimienta negra

Cubrir el fondo de una tartera (28cm) con la masa hojaldrada y dejar reposar 20 mins. en la nevera. Encender y graduar el horno a 180º.Pinchar el fondo con un tenedor y colocar un papel de hornear encima de la tarta con unos pesos encima (como alubias secas, arroz, etc). Hornear durante 20 mins., pasado este tiempo, sacar el papel con los pesos, y seguir horneando la tarta de 5 a 10 mins.

Mientras disponer los dientes de ajo pelados en un cazo con abundante agua, llevar a ebullición y dejar hervir 3 mins. Sacar del fuego,escurrir, secar el cazo o sartén, y en el mismo saltear los ajos con el aceite 2 mints. A continuación añadir el vinagre balsámico, el agua y llevar a ebullición y hervir a fuego lento por espacio de 10 mints. Agregar el azúcar, el romero, el tomillo y 1/4 de sal. Seguir cociendo hasta que el líquido de haya reducido y los ajos queden cubiertos por una jarabe oscuro.

Desmenuzar los dos tipos de queso sobre la base de la tarta, repartir los ajos confitados con su jarabe uniformemente. Batir los huevos con la crème fraîche, la crema de leche y la pimienta y verter encima del queso y los ajos. Reducir la temperatura del horno a 160º y dejar hornear unos 35 mins o hasta que la tarta se haya hinchado y dorado por encima. Decorar con las ramitas de tomillo y servir templada.

                                                                          

8.06.2011

Un hotel efímero en Cornualles

                                                                               
Siguiendo con mis propuestas de veraneo eco-chic, en parajes naturales de las Islas Británicas, y un poco vintage a la par que extravagantes, hoy os propongo un curioso hotel, algo menos modesto que las últimas propuestas, pero que constituye un novedoso concepto de hotel.

El Pop-up Hotel es un hotel que como su nombre indica, aparece y desaparece, podría decirse que es un hotel desmontable, efímero, que cada determinado tiempo reaparece en un lugar distinto. El hotel está formado por una serie de tiendas de campaña, en las que se ubican las habitaciones del hotel y en la que una hace de comedor. Las tiendas que han elegido los propietarios del hotel con las anticuadas tiendas de lona (bell-tent) sujetadas al suelo con cuerdas y emplazadas sobre una tarima de madera.
                                                                         
                                                                           
Para el mes de Agosto de este año, el Pop-up Hotel ha escogido para su ubicación la región de Cornualles (Corwall). A 15 mints de la playa, el campamento-hotel está situado cerca de la playa de surfistas de Polzeath y relativamente cerca de Padstow, una de las ciudades má turísticas de esta región que cuenta con el aliciente de tener entre sus restaurantes locales los de Rick Stein y Jamie Oliver.

   
Pop-up Hotel ;   del 5 al 31 de Agosto en  Trevanger Farms, St.Minver,Cornwall.
  
Canopy&Stars - The Pop-up Hotel, Cornwall

8.03.2011

Gazpacho de remolacha

                                                                                      
¿Qué hacer con esas bolsas de remolacha cocida que encontramos en las verdulerías?.  Sí, me refiero a esas bolas de color púrpura que tiñen de inmediato las manos cuando las sostienes. Amenudo se cruzan en mi camino y aunque muchas veces me apetecen, la mayoría de las veces no se me ocurre nada brillante que hacer con ellas hasta que se me ocurrió convertirlas en una crema fría.
Como el verano es perezoso, no me extiendo más, nada como este gazpacho rápido, inusual y de un color deslumbrante.

                                                                           

GAZPACHO DE REMOLACHA

3 remolachas cocidas
1/2 limón
1 1/2 yogur
1/2 cucharillas de semillas de comino
aceite de sésamo (sin tostar)
2 cucharadas soperas de semillas de sésamo tostado
1 puñado de hojas de menta
agua mineral a gusto

Cortamos las remolachas a cuartos y las rociamos con el limón. Añadimos el yogur, la mitad de las semillas de sésamo, las semillas de comino, un buen chorro de aceite de sésamo, las hojas de menta y trrturamos con robot o batidora. Vamos añadiendo agua (o cubitos de hielo) hasta que el gazpacho adquiera gusto y consistencia de nuestro agrado. A mi como me gusta muy espeso, que le añadí 1/2 L. de agua. Sazonar con sal y pimienta. Servir muy frío con unas hojas de menta picadas por encima y el resto de semillas de sésamo tostado.

                                                                       
                                                                               

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...