7.24.2011

Caravanas de gitanos


Enlazando con la entrada del otro día sobre las chozas rodantes de pastores, por traducirlo de alguna manera, los Shepherd Huts, hoy vengo con otra buena opción para veranear unos días en el Reino Unido que parece que está bastante de moda allí desde hace unos años.

Gracias al cambio climático, a la crisis y al auge de la ecologia, ir de acampada en el Reino Unido en sus múltiples variantes, es una tendencia muy en boga estos momentos y quizá sea la mejor forma, para los que gusten de la naturaleza, de disfrutar del maravilloso paisaje que ofrecen las islas. 


Si uno gusta de caminar por la naturaleza, divisar pájaros, pescar o simplemente, disfrutar del silencio fuera de un ambiente urbano super-consumista, e intentar por unos días revivir una forma romántica de vida, esta es una muy buena opción.

Si los Shepher Huts consistían en unos carromatos de lata y madera austeramente decorados, las caravanas de gitanos son su opuesto: carromatos policromados de arriba a abajo, llenos de volutas y cornucopias, alfombras, mullidos edredones, lámparas de aceite, etc, son la contrapartida barroca a las estoicas cabinas de pastor. Restauradas con rigor están equipadas con cama doble, y otro sencilla, con estufa de leña de hierro forjado y en muchas de ellas provistas de pequeños fogones para poder guisar dentro de la propia carava o fuera en una caldera sobre una hoguera como lo haría un auténtico gitano.


1 Wriggles Brook Gypsy B&B, Wye Valley, Gales.
2 Gypsy Caravan Breaks, Sommerset.
3 Under the Tatch,  Distrito de los lagos, zona galesa.

7.17.2011

Cocinar con niños: Brownies de coca-cola

Día lluvioso es sinónimo de niños inquietos: ¿qué hacer cuando no pueden salir a la calle, a la piscina, a la playa, etc?. Pués ponerlos a cocinar, que aprendan que también pueden divertirse  mezclando masas, batiendo huevos, y en definitiva, a ser creativos en la cocina.


Así que buscando alguna receta altamente seductora para acallar el típico y reiterativo "¡me aburroooooo!" sabíamos que debíamos dar con algo dulce y un poco original para picar la curiosidad de los niños y mantener su atención. Empezar por el chocolate y por el brownie es una forma de triunfar asegurada pero...¿ y que más?. Pués con Coca-cola, esa bebida normalmente prohibida pero soñada y deseada por todos los niños, y que por una vez, podrá ser usada en beneficio de la paz familiar hasta que una vez ingerida en forma de pastel, vuelva a alterar el sistema nervioso infantil. Pero que le vamos a hacer, un día es un día.

¿Qué le añade realmente la bebida más famosa del planeta al brownie?.Su gusto queda bastante difuminado por el chocolate pero queda un brownie diferente, con otro sabor y especialmente con una textura distinta, más crujiente diría yo. La verdad es que no esperábamos a que todo el brownie desapareciera de la mesa en tan sólo 5 mints. Éxito total.



BROWNIES DE COCA-COLA 
(Basada en una receta de i-Recetas)

125gr de harina
115ml de Coca-cola
1 huevo batido
1 tarro y medio de yogur natural
2 o 4 cucharadas soperas de macarrones de chocolate
2 cucharadas soperas de cacao en polvo
190 gr de azúcar
2 cucharaditas de levadura química
110gr de mantequilla
1 pizca de sal
1 pizca de extracto de vainilla

Precalentamos el horno a 180º. Encima de un bol tamizar los ingredientes secos: la  sal, la harina, la levadura y el azúcar. Rompemos un huevo sobre otro bol dónde lo mezclaremos con el yogur, el extracto de vainilla, y la Coca-cola. Añadimos el chocolate en forma de cacao en polvo y macarrones de chocolate. Derretimos la mantequilla en un cazo y la añadimos a la mixtura anterior.

A continuación agregamos los ingredientes secos del principio a la nueva mezcla líquida, batimos para que quede una mexcla sin grumos y tirando a líquida. Engrasamos un molde cuadrado y vertemos en él el brownie. Horneamos hasta que la masa haya cuajado del centro, unos 40 mints.


7.13.2011

Vuelven las Retrovacaciones: shepherd's huts

Estreno nuevo diseño de blog y con él, vuelven las Retrovacaciones. Para los rezagados, los dudosos y sobretodo para los románticos y nostálgicos, las Retrovacaciones son una sección que incié el año pasado en el que recomiendo sitios en los que pasar un días de relax a la antigua, o simplemente una alternativa a los manidos hoteles y apartamentos convencionales. 


Mi ideal de vacaciones siempre se sitúa en sitios apartados, tranquilos en los que desconectar, leer, escribir, dejar volar la imaginación, recrearme en el silencio y disfrutar del paisaje. Así que los enclaves con los que sueño siempre tienen algo de bucólico y a la vez excéntrico, como estos Shepherd Huts o cabañas de pastoreo que parecen haberse puesto de moda por toda Gran Bretaña.

Los Shepherd Huts son una especie de carromatos ambulantes que los pastores utilizaban en Dorset en el siglo XIX durante la época de parición de las ovejas. Ahora estos carromatos pastoriles de madera o de chapa ondulada con ruedas de hierro forjado, han sido restaurados o reaprovechados y han sido convertidos en caprichosos estudios o en otra forma de acampada turística. Algunos B&B los ofrecen como una habitación más que instalan en su jardín, al igual que algunas granjas los instalan en sus terrenos pero también hay insólitos campings con este tipo de cabañas ambulantes.

Podéis encontrar distintas variantes del tema: por ejemplo, Shepherd Chic (1) alquila dos cabañas de pastor simultáneamente, en una  ubican el dormitorio y en la otra, la cocina. Si el el carromato pertenece a un B&B normalmente se ubicará sólo el dormitorio, y si la cabaña forma parte de un camping con más carromatos del mismo estilo, uno de ellos será destinado a ducha y servicios, y otro a cocina comunitaria. Muchos de ellos vienen con barbacoa o una pequeña cocina eléctrica.
                                                       
El interior, de madera, suele estar equipado con edredones de patchwork y la mayoría tienen muebles antiguos y estufas de leña que intentan reproducir el ambiente original de una de estas cabañas de pastoreo. Lo mejor de este tipo de vacaciones ecológicas es que estas cabinas se sitúan en parajes naturales excepcionales. Ideal para los que desean una habitación con vistas o levantarse en mitad de un prado rodeados de flores.

1 Shepherd Chic, Cornwall.
2 y 5 The Bluebell Wood (Canopy&Stars), Gloucestershire.
3 The Old Forgue, Dorset.
4 The Original Hut Co., East Sussex.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...