12.22.2010

Recetas de Navidad: algunas sugerencias de último minuto

Queridos lectores, com ya se supone que estamos en la enfebrecida recta final de las cenas y las comidas de Navidad y a uno le entra el pánico del ¿qué puedo hacer?, pues aquí os escribo alguna de las recetas de este blog que pueden servir de entrantes, salsas, aperitivos, plato principal y postres.

Si queréis huir de los platos de siempre o darle un aire distinto a vuestro menú navideño, aquí os dejo con alguna sugerencia sofisticada con la que epatar a vuestros invitados.

Salsa Mignonette  para ostras                       


                                                                  
Île Flottante de té Chai                          


Más ideas en "Recetas"

12.15.2010

Oliebollen o donuts holandeses

                                                               
 ¡Cha, Chan!. La ventanilla del día 15 del Calendario de Adviento de Intercultura y Cocina, se sitúa...en Holanda, concretamente en s'-Hertogenbosch, (o Den Bosch para los amigos). El año pasado pasé las navidades en la zona de Brabant, conocida por ser la zona más gastronómica del país, la zona de los glotones y la zona en la que se aprecia la buena comida y bebida.

                                                      

 Un día cualquiera de Navidad en Den Bosch:
7:00. Despierto a mi sobrina adoptiva Nina, literalmente la arranco de la cama y junto con Opa (abuelo) impaciente esperándonos en la puerta de casa, salimos al bosque. Mañana gris, fría, pero ahí estamos todos con botas de montaña, bastones, legañas en los ojos y paseándonos por un bosque denso y misterioso. Cuando el sueño empieza a desaparecer y la circulación de la sangre se activa por el paseo y la urgencia climática, empezamos a apreciar la belleza que nos rodea. 
-¡Cuidado con los carneros salvajes peludos!, clama Opa, y de inmediato vemos a unas bestias de pelaje lanudo y con  cornamenta retorcida jamás vistas en ningún manual del naturalista. 
-¡Rápido, a vuestra izquierda!, y vemos como una manada de ciervos cruza nuestro camino veloz parándose un segundo para mirarnos de frente. Maravilladas, volvemos para desayunar un trozo de Stollen que Oma nos ha preparado junto a café y tostadas con mantequilla y queso.


                                                                        
                                                                       
13:00. Hora de comer. Mediodía gris, frío pero ahí estamos con las bicicletas y con aquella euforia del extranjero que no tiene ni idea de dónde está, pedaleamos contradirección metiéndonos por las callejuelas góticas de la histórica Den Bosch para degustar la comida callejera que tan buen ambiente da a la ciudad. 



                                                                                    

Justo en la Plaza del Mercado de la ciudad, pintada por  Hyeronimus Bosch, El Bosco, originario de la ciudad, y que prácticamente se mantiene con la misma arquitectura, nos pedimos unos "arenques con cebolla" que nos comemos allí mismo de pie. La segunda parada es un famoso establecimiento llamado FEBO, un automat, en el que degustamos las populares kroketten (croquetas) que uno mismo saca de unos dispensadores y las acompañamos de un buen cucurucho de patatas fritas con mahonesa. Con tanta calorías uno aguanta el frío que sea, así que nos lanzamos a pedalear por la ciudad otra vez.

                                                                            
17:30. La tarde continua fría, y me temo que ya es de noche. Después de dar vueltas para admirar la arquitectura, entrar y salir de bares y tiendas de diseño llenas de fruslerías y demás, ahora sí, nos paramos con nuestras bicicletas delante de los puestos de frituras dulces y pedimos unos cuantos Oliebollen calentitos y bien espolvoreados de azúcar de lustre que nos aportarán la energía suficiente para volver a casa al lado de Opa y Oma

                                                                                   
Los Oliebolen o literalmente, "bolas de aceite", son unos buñuelos de masa levada que se fríen en abundante  aceite y que suelen llevar manzanas y pasas aunque también pueden encontrarse sin. Aunque los Oliebollen ,o  Donuts holandes como les llaman algunos, se comen en Noche Vieja, suelen consumirse toda la Navidad.

OLIEBOLLEN

10gr de levadura fresca
2 cucharadas soperas de azúcar
125ml de leche tibia
190gr de harina de trigo
una pizca de sal
1 cucharada sopera de ron
1 huevo pequeño
1 cucharada sopera de pasa de Corinto
1 manzana pequeña pelada y cortada a daditos
1/2 ralladura de un limón
abundante aceite para freír
azúcar en polvo

Desleímos la levadura con la leche y las dos cucharadas de azúcar, dejamos reposar 10mints. En un bol tamizamos la harina y la sal. Hacer un hueco en el medio y hechar la mezcla de leche y levadura, el huevo, el ron y la ralladura de limón. Mezclar bien y añadir por último las pasas y los trozos de manzana hasta que quede una masa sin grumos. Tapamos con un paño y dejamos reposar en un lugar cálido por espacio de 1 hora. Tras ese tiempo, removemos unas cuantas veces la masa con una cuchara para desgasificarla.

En un sartén honda calentamos abundate aceite y a una tempratura constante. Para saber si el aceite está en su punto tiramos un trozo de pan y si se tuesta con rapidez y flota, esté en su punto. Con dos cucharas, cogemos trozos de masa y los hechamos en el aceite y dejamos que frían unos 6 mints. dándoles la vuelta para que se frían uniformemente. Los dejamos sobre papel absorvente y los espolvoreamos con azúcar en polvo.
                                                                    

                                                                    

Y tras los Oliebolen os dejo con Opa Und Oma.

12.13.2010

Bollos de azafrán o Lussekatter

                                                                      

Hoy he desayunado algo inusual, bollos de azafrán. Suaves, no muy dulces y con una miga muy ligera, estos bollos, los Lussekatter o Lussebullar, son característicos de Suecia y se comen tradicionalmente hoy, día de Santa Lucía. En la noche de Sankta Lucia, las jóvenes vestirán una túnica blanca, lucirán un tocado con velas y cantarán una napolitana para commemorar el triunfo de la luz sobre la oscuridad.

Los Lussekatter se aromatizan con azafrán puro lo que les confiere un característico color amarillo y se les da forma de dos espirales unidos que representan los ojos de la mártir, por eso se coloca una pasa en mitad de cada espiral que simboliza las pupilas de la santa. En este magnífico blog se explica perfectamente esta tradición, y aquí podéis ver más recetas con azafrán y más sobre la Navidad Sueca. En el post de ayer de Cova, de Comoju, hay más bollos de azafrán y se puede ver todas las formas en las que se hacen esos bollos. ¡Feliz día de Santa Lucía!.
 

BOLLOS DE AZAFRÁN
(receta de The Fresh Loaf)

375gr de harina de trigo
1 gr de azafrán en polvo o 15 hebras aprox.
250ml de leche
25gr de levadura fresca
110gr de queso crema Quark (o yogur griego)
7 cucharadas de sirope de ágave (o 60gr de azúcar)
50gr de mantequilla
1 pizca de sal
unas pasas de Corinto
1 huevo para pintar

Se derrite la mantequilla y se deja enfriar. Se calienta la leche y ants de que llegue a ebullición, echamos el azafrán, cubrimos y dejamos infusionar 10 mins. Pasamos la leche a un bol, con ella deshacemos la levadura fresca. Añadimos al mismo bol el sirope de ágave (o el azúcar), y la mantequilla fundida y enfriada.

Sobre una fuente grande tamizamos la harina de repostería y la sal, hacemos un hueco en el centro y añadimos el queso crema y el contenido del bol anterior con la levadura. Mezclamos dentro de la fuente y amasamos hasta que quede todo homegéneo y la superficie de la masa tenga un aspecto liso. Colocamos en una fuente limpia, cubrimos con un paño o film y dejamos fermentar 45 mintso hasta que la masa haya doblado su volumen.

Calentamos el horno a 220º.Sacamos la masa del bol, dividimos la masa en 8 o 10 partes. Sobre una superficie con harina, hacemos rodar cada trozo para formar un largo cilindro y enrollaremos cada punta formando un espiral, y en mitad de cada espiral pondremos 1 o 2 passas de Corinto. Colocamos los bollos sobre papael de hornear engrasado, cubrimos con un paño y dejamos leudar 30 mints.

Pintamos los bollos con huevo batido e introducimos en el horno durante 10 o 15mints procurando que no se quemen de arriba y pinchando con una brocheta para comprobar que la miga está completamente hecha.

                                                       

12.03.2010

Krasznai: Taller de cerámica

                                                                                  

Hace unas semanas, mirando uno de mis blogs favoritos, Apartament Therapy, me topé con un artículo  titulado " Cerámica traviesa y zancuda", y que despertó de inmediato mi curiosidad. Me gustó lo que vi, indagué, y me encontré con una dirección extranjera, no dudé en ponerme en contacto con el taller de cerámica que había detrás de esos objetos tan singulares. Por casualidad, el taller estaba en la vecina Badalona (Bcn), así que fuí a visitarlo, las piezas de cerámica que había visto en las fotografías lo merecían.

                                               
A medio camino entre la pieza de arte contemporáneo y el objeto cotidiano, en estas cerámicas se encuentran rasgos que me recuerdan lejanamente a obras de Meret Oppenheim, Louise Bourgeois o del Pop Art. La colección Arms & Crafts, creada por KRASZNAI, es una colección de objetos de uso cotidiano como platos, tazas, jarrones, boles, moldes de pastel, etc, caracterizada por esos bracitos y piernecitas que se agitan en ellos, observándolos una no deja de  preguntarse que debe pasar en la vida privada de esos  objetos.
                                                          
Toda la colección es en blanco pero esa neutralidad  no disminuye  lo  inquietante que hay en ellos, ese algo que se mueve entre lo angustioso y lo irónico, lo bello y  lo misterioso, y que dejan adivinar la sensibilidad muy particular de su artífice, Roger Coll, que crea y produce  manualmente cada obra.

                                                              
Un añadido a estas piezas es que a pesar de poder ser utilizadas como decoración, como pequeñas esculturas, no dejan de ser objetos de uso diario que enriquecen con su belleza la función para la que han sido destinadas: hemos probado su molde para cake, ese que parece un bebé juguetón, y a parte de ser un contenedor bello, resultó ser un excelente molde para hornear. Nada como traspasar la barrera de lo convencional y poner un poco de fantasía y humor a este uniforme mundo de IKEA en el que vivimos la mayoría.


KRASZNAI

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...