7.22.2010

hemc#46: sushi mediterráneo


Como el hemc de este mes escogido por Mónica son "Delicias para fiestas" y el domingo pasado me pasé toda la tarde haciendo sushi para una cena, voy a proponer algunos nigiris que se salen de la tradición japonesa y que no necesitan el pescado crudo, se evita el temible anisaki, pueden gustar a todos aquellos que aún tienen resistencias ante la comida japonesa.


SUSHI MEDITERRÁNEO:


4 tazas de arroz glutinoso*( o arroz bomba)
5 tazas de agua
4 cucharadas soperas de vinagre para sushi**

1 hoja de alga nori* (cortadas en tiras de 5 cm de largo y 1 cm de ancho)
olivada o paté de olivas negras
2 0 3 pimientos del piquillo
1 paquete de queso griego feta
2 aguacates maduro
espárragos
1 tarro de salsa romesco
barritas de cangrejo (surimi)
1 pepino

Arroz para sushi: poner el arroz en el colador y lavarlo debajo del grifohasta que salga el agua transparente. En un cazuela vertemos el agua y el arroz y lo llevamos a ebullición. Cubrimos y bajamos el fuego y lo dejamos cociendo durante 20 minutos.


Apagamos el fuego, descubrimos la cazuela y dejamos reposar 10 mints. Traspasamos el arroz a una fuente de cerámica o cristal (nunca de metal) y removemos el arroz con un cuchara o pala de madera (nunca de metal) intentando no aplastar los granos de arroz, y con la otra mano abanicamos el arroz para que se vaya enfriando. Añadimos 4 cucharadas de vinagre para sushi y mezclamos.

*En un bol con agua vertemos un poco de vinagre para sushi: cada vez que cojamos el arro o vayamos a formar una bola de arroz nos mojaremos los dedos en este aua para impedir que se nos pegue a la mano.Una vez frío, ponemos un montoncito de arroz en la palma de la mano medio cerrada y con la otra, le damos la característica forma (existen moldes de plástico para hacer sushi) de albóndiga alargada. Una vez tenemos todos los nigiris o bolas de arroz hechas procedemos a hacer los diferentes sushis:

Sushi de feta: poner un poquito de olivada justo en mitad del arroz, encima un una dado de queso feta. Cortar una tira larga de pimiento del piquillo y pasarlo por encima del feta y del arroz.

Sushi de espárragos y romesco: cortar los espárragos, quedarse con las puntas y hervirlas durante 7 mints. Meter en agua fría y secar con un paño. Cojer una bola de arroz, poner media cucharilla de romesco a lo largo, una punta de espárrago encima, y cogerlo todo un tira transversal de alga nori que dé la vuelta a todo el arroz y que sujetoeel espárrago. Sellamos la tira de debajo con un poco de el agua con vinagre para sushi.

Sushi de aguacate y olivada: cortamos el aguacate maduro pero no mantecoso, en gajos finos. Ponemos un poco de olivada en el centro del arroz, encima el gajo de aguacate y sujetamos con una tira transversal de nori. Sellamos en la parte de abajo con un poco de agua y vinagre para sushi.

Sushi de cangrejo: cortamos el pepino en bastoncitos y el cangrejo por la mitad. Sujetamos un gajo de agucate con pepino y cangrejo con un tira de nori a la bola de arroz.


Servimos acompañado de pequeños boles con salsa de soja y el wasabi a parte.

*El arroz glutinoso o japonés, el vinagre para sushi y el alga nori se encuentran en supermercados orientales o en tiendas de dietética.
**El vinagre para sushi es un vinagre de arroz que ya incorpora la proporción de sal y azúcar específica para elaborar este plato.


hemc # 46 - delicias para fiestas

7.16.2010

Retro Vacaciones (III): vacaciones victorianas


Tras la pausa culinaria vuelvo a mis sugerencias vacacionales, hoy una muy literaria y gótica. Para esos fanes de la época victoriana, de Lewis Carroll, de Bram Stoker, de los ambientes románticos tirando a lúgubres, es decir, románticos, etc; hoy un hotel muy peculiar: La Rosa Hotel, Whitby, North Yorkshire.

Al Norte de Yorkshire, y tras pasar parte del parque nacional de los páramos, The Moors, esas dunas cubiertas de brezo púpura en las que se sitúan las novelas de las hermanas Brontë, divisamos la descomunal ruina de la Abadía de Whitby que se alza en un montículo que suele estar envuelto en niebla. Debajo se halla el pueblo de piedra gris y el puerto de Whitby dónde Bram Stoker, hizo llegar a su Conde Drácula desde Transilvania.

Hace más de un año se abrió un hotel en Whitby, el mismo en el que se había hospedado Lewis Carroll, autor de Alicia en el país de las maravillas, con la intención de recrear el espíritu victoriano en cada habitación y espacio del local. Los dueños, aficionados a las antigüedades y forofos de todo lo vintage, han construído un espacio acogedor y bohemio, con habitaciones que reproducen el estudio de L.Carroll, otra de estilo oscuro y gótico relacionada con Stoker, un apartamento, The Crown Nest, para 6 personas, ambientada como un antro de piratas, etc.

Fotos: La Rosa Hotel

Lo que prima es intentar revivir el espíritu literario romántico que ha hecho famosa a esta población que cada año es visitada por numerosas hordas de mitómanos de los vampiros que acuden al festival gótico, el Whitby Gothic Weekend, que se celebra dos veces al año. En el hotel existe un salón del té, que recrea la escena del sombrerero loco de Alicia, The Mad Tea Party, y en la que se sirven todo tipo de pasteles y cupcakes servidos con té en escogidas piezas de porcelana.

Para hacer más personal si cabe la experiencia del hotel, el desayuno se sirve en la habitación dentro de una cesta, y aunque no hay televisión, el hotel pone a disposición del cliente una cesta con Ipod, un lector de DVD's, música y películas.

Fotos: La Rosa Hotel

Los propietarios del hotel también tienen un conocido camping en las afueras de Whitby, La Rosa Campsite, de los más peculiar: tipis, antiguas caravanas de gitanos, tiendas de campaña variadas, remolques retros, también decorados con objetos curiosos encontrados en rastros, conviven en un terreno natural iluminado sólo por velas y lámparas de aceite.

7.11.2010

Panecillos con albahaca y tomate / panecillos de pesto y fuet



Aunque sé que este post no será leído hasta mañana con la euforia del mundial, lo escribo igualmente, porque mi tiempo de picnic es sagrado. Hoy que la temperatura ha tenido a bien descender un poco, sólo un poco, me encuentro en la terraza escribiendo ésto ajena a todo el festival futbolístico, así que sólo me enteraré de si España va ganado por el ruído ambiental, nada como el suspense. Al fondo, sí, creo que sí, se oye una lejana vuvuzela...

Si hay un sabor que para mí representa mejor el verano ese es el de la albahaca, picante y fresco a la vez, es un sabor que grita veranoooo!, vamos a mí me sabe a jardín. Y no sé si a vosotros os pasa, cuando lo consumo me da una especia de euforia inmediata, especialmente el pesto al que no puedo resistirme si hay un bote o salsera cerca.

Para este picnic he preparado dos tipos de panecillos muy fáciles de elaborar y ambos contienen albahaca: los primeros llevan pipas de girasol, albahaca fresca y tomates de colgar,(podéis sustituirlos por cherries pero nunca están tan maduros y sabrosos como esta variedad). Los segundos llevan pesto mezclado en su masa y fuet, salchichón. Al ser unos panes ya de por si muy condimentados, no hay que llevar en la cesta grandes cosas para rellenarlos. Los de tomate son un delicia porque al abrir el pan, el tomate se rompe desparrámadose por la miga.



PANECILLOS DE PIPAS, ALBAHACA Y TOMATE:
(para 6 panecillos)

500gr de harina de trigo de fuerza
280-300ml de agua
10gr de sal
3gr de levadura seca instantánea/10 gr de levadura fresca
100gr de pipas de girasol sin sal
10 hojas de albahaca fresca cortada en juliana
6 tomates de colgar o cherries
aceite picante

En un bol mezcla la harina con la sal, desmigajar la levadura fresca encima o mezclar los gránulos de la seca con la harina. Poco a poco echar la agua templada encima de la harina, no la acabéis de verter toda. Mezclar con las manos y ver como está la masa , si esta demasiado seca acabr de hechar el resto, si se forma una pelota completamente homogénea que casi no se pega a las manos, no echéis más.

Amasarla durante 10 minutos resistiendo la tentación de enharinar la superficie donde trabajamos, dejar reposar dos minutos y volver a amasar 10 minutos más o hasta que la superficie de la masa sea lisa. Incorporar las pipas al amasado. Meter en un bol ligeramnete enharinado y dejar reposar cuberto con un trapo, unos 30 mins ( en invierno 40).

Sacamos la masa del bol y la desagasificamos. La cortamos en seis partes iguales, formamos bolas, las colocamos en una bandeja de horno y tapamos con un trapo y dejamos fermentar unos 40 mints. Al cabo de este tiempo, hacemos una cruz en el medio de cada panecillo, colocamos un tomate en el medio, vertemos unas gotas de aceite picante por encima y dejamos reposar 15 mins. Metemos al horno. Pulverizamos las paredes del horno con agua y bajamos el termostato a 160º y cocemos durante 25 a 45 mintuos hasta que la superficie esté dorada. Dejamos enfriar completamente antes de consumir.


PANECILLOS DE PESTO Y FUET:

500gr de harina de trigo de fuerza
280-300ml de agua
10gr de sal
3gr de levadura instantánea seca/10gr de levadura fresca
3 cucharadas soperas de pesto
100gr de fuet pelado y cortado a daditos (salchichón, longaniza, salami, jamón, speck,etc)

Proceder como en el anterior. Mezclamos todos los ingredientes. Esta masa va ser más pegajosa que la anterior, así que os costará algo más amasar, pero desistid de echarle harina a la masa y trabajadla hasta que ya no se pegue al mármol. Estirar la masa, echar los trozos de embutido, amasar incorporándolos. Meter en un bol 40 mints y cubrir.

Sacamos la masa doblada, desgasificamos, la partimos en seis, le damos forma de bola, colocamos en una bandeja, cubrimos y dejamos 40 mints más. Precalentamos el horno a 200º.Hacemos un corte en el medio con una tijera y dejamos reposar 15 mints. Cuando el horno ya esté muy caliente, metemos los panecillos y bajamos a 160º. Dejamos de 25 a 35 mints.

7.06.2010

Retro Vacaciones (II): ponga un Airstream en su vida

La sugerencia vacacional de hoy se centra en los campings con unas caravanas "vintage" muy especiales: los Airstream. Estas caravanas cromadas en forma de zepelín, son todo un icono del diseño industrial: se empezaron a fabricar en U.S.A. en los años 30 con gran éxito a pesar de su alto precio. Durante la segunda guerra mundial hubo un parón en su fabricación debido a las reestricciones en el suministro de aluminio, pausa durante la cual su creador aprovechó para perfeccionar el artilugio. Tras la guerra, el Airstream volvió a resurgir y se convirtió en el símbolo del sueño americano durante los años 50 y 60.

En Sur de Francia, en los Midi-Pirénnés u Occitània, se encuentra Bell Repayre, el primer retro trailer park de Europa. En la bellísima zona de Ariège, justo en mitad de la ruta cátara, se emplaza este peculiar camping en el que el visitante se hospeda en estas caravanas cuyo interior está decorado íntegramente con objetos y muebles acordes con la época del remolque. Esto incluye plato para vinilos o cintas de la época con cassette, vamos, un equipamiento más retro imposible.

Fotos: BellRepayre

Cada remolque tiene su exterior provisto con sombrillas, barbacoas, tumbonas, etc. En mitad del parque, se emplaza la caravana-bar, el Apollo Lounge, dónde el dueño del parque, Perry, anima el cotarro con música de los años 70's y 80's y dónde se sirve un extraña bebida de cactus, como lo habéis oído, en este sitio todo es especial. Tambien existe una zona spa con un baño de cedro con agua burbujeante, y una yurta de mongolia en la que relajarse tras el baño. Si a estas alturas aún no tenéis claro si ir o no, os diré que el camping os abastece con croissants o baguettes matinales y también es posible pedir una cesta de verduras biológicas.

¿Actividades?, las que queráis: desde jugar a una partida de ping pong, a practicar el badminton o intentar descifrar un partido de cricket. En la zona, ya de por sí de una belleza natural espectacular, hay multitud de cosas que visitar pasando por los castillos cátaros y la ciudades medievales de Mirepoix y Carcassonne, a una granja de bambú y otra de bisontes (sí, bi-son-tes) o tirarse en paracaídas desde el aeródromo vecino.

La gastronomía local está dominada por la cassoulet, la popular ensalada de queso de cabra gratinado, derivados del pato como el confit o el foie. Solo tengo buenas palabras para este sitio en el que pasé un fin de semana inolvidable.

Fotos: Vintage Holidays

Para quien viaje al Reino Unido, existe un equivalente británico que no he visitado, Vintage Holidays, situado en la Isla de Wight, frente a la ciudad de Southampton. Posee 10 de los citados remolques aparte de otros alojamientos especiales como una bungalow, una casa de pescadores, un tabernáculo, etc; otro enclave curioso para los que busquen unas vacaciones distintas.


Más retro vacaciones:


Feather Down Farm ( Alemania, Francia, Gran Bretaña, Holanda y U.S.A.)

7.02.2010

Retro Vacaciones (1ª Parte): Feather Down Farm


Con esta entrada empiezo una serie de posts sobre lugares dónde pasar las vacaciones. Aunque ya es un poco tarde porque alguno de vosotros ya debéis tenerlas totalmente planificadas o estar plácidamente instalados en ellas, seguro que hay gente que aun tiene dudas sobre a dónde ir.

La idea de hacer esta sección nace de la insistencia de algunos amigos que reiteradamente me preguntan sobre este tema y la verdad , no es que yo lleve una apasionante vida viajera de aquí para allí, pero sí tengo un olfato especial para descubrir sitios poco convencionales. Antes aclarar que ni recibo comisión de ninguna parte, ni estoy esponsorizada por ninguno de los sitios que recomiendo, este espacio sólo pretende ser una recopilación de sitios que a mí me gustan, en algunos de ellos he estado, y en otros, en los algún días espero poder estar.

En verano me gustan las vacaciones un poco "retro", así que no os esperéis nada como hoteles de lujo o spas, nada más lejos. Alguno de mis criterios para elegir los enclaves vacacionales son: a) un marco natural idílico, b) cercano a alguna ruina arquitectónica, o en su defecto alguna construcción arquitectónica de interés (sigo siendo una chica muy gótica), c) que la zona ofrezca productos gastronómicos de calidad (mercados de agricultores locales, tabernas, granjas con productos del terruño, pubs con nativos,etc; d) que tenga algún vínculo con la literatura (no lo puedo evitar).


Pero en especial, hay dos condiciones que deben reunir los sitios que escojo: que sean lugares o viajes excéntricos y poco convencionales, porque al fin y al cabo, lo que más me gusta de un viaje son las situaciones absurdas que se pueden dar y los personajes entrañables y pintorescos que se cruzan en nuestro camino.

Mi primera propuesta es Feather Down Farm, una forma de acampada en tiendas de tela muy especiales y que están emplazadas en los terrenos de una granja donde por ejemplo, los niños pueden ir a recoger los huevos de las gallinas cada mañana, digamos que el concepto que domina esta iniciativa es el "back to basics"( vuelta a lo básico). Aunque la idea se originó en Holanda, también la podéis encontrar en Gran Bretaña, Francia, en Estados Unidos y este año han empezado también con algún enclave en Alemania.

Las tiendas de campaña, con suelo y techo de madera,son espaciosas , con capacidad para seis personas y están provistas con una cocina-estufa de leña y toda clase de cachivaches de lo más vintage para cocinar y alumbrarse a la luz de las velas. La filosofía de Feather Down es ayudar a las granjas y ofrecer al mismo tiempo un turismo alternativo, "low-tech" lo más ecológico posible.

Fotos: Feather Down Farm

Aviso a cocinillas*: muchas de las tiendas tienen un horno de leña en el exterior para hornear pan, y pizzas, y también puede alquilarse un bidón para ahumar carne o pescado.

Uno de los enclaves Feather Down en Gran Bretaña, es el de Knaveswell Farm, que se encuentra en Wareham, Dorset, como no, situado al lado de la majestuosa ruina de Corfe Castle dónde podréis disfrutar de los increíbles parajes donde veraneaba y escribía Enid Blyton sus famosas novelas de Los Cinco, comprar cerveza de jengibre en Ginger Pop Shop, contemplar los improvisados partidos de cricket de los alrededores mientras tomáis un Cream Tea auténtico.También allí pasó sus últimos días Lawrence de Arabia, que ocupó una minúscula cabaña, Cloud Hills, adjunta a un campo militar y que hoy se puede visitar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...