2.24.2010

El extraño caso de la hacedora de lluvia: cupcakes de calabaza y naranja


"Querida amiga; como se ha interrumpido la comunicación entre nosotras, te explicaré lo que ha estado pasando en los últimos meses. Debo informarte de que ya no eres ceniza, sé que eso te hará feliz y mirarás con mejor cara el país, también sé que no te sentirás tan avergonzada como hasta ahora.

¿Te acuerdas de que desde el mismísimo momento en que ponías un pie en este país hasta que te ibas, no paraba de llover?. Cada vacaciones era lo mismo, fuera Navidad, Semana Santa o verano, llegabas tú con la tormenta a la espalda. Y claro, tu que buscabas desesperadamente el sol porque en las islas no suele aparecer ni por asomo, te encontrabas con el mismo clima triste y desolador de allí.

Un vez intentastes engañar al clima, vinistes a destiempo, en un mes discreto, en el que no pasaba nada, alargando tu estancia a 22 días esperando que el número fuera suficientemente disuasorio, pero no conseguistes ni un día seco, llovió los 22 días hasta que pusistes tus pies en las escalerillas del avión.


Empezastes a pensar en comenzar una carrera como "hacedora de lluvia", y reconozco que nos hubiera venido bien aquel año de sequía en el que no aparecistes, claro. Pero debo informarte de que el hechizo se ha roto: desde que te marchastes a principios de Enero no ha dejado de llover. Así que ya lo sabes, el hechizo se ha deshecho. Por cierto, después de tanto aguacero, hoy es el primer día que luce el sol, el viento es cálido y no he usado el gorro de lluvia. ¿Estará llegando la primavera?"... .

Para celebrar esa pausa os dejo con unos magníficos cupcakes sin gluten, sin lactosa y sin grasa. ¿Eso es posible?. Sí, aunque me temo que llevan azúcar. La calabaza adecuada para estos cupcakes y la que hace que tengan un sabor dulce inconfundible es la calabaza alargada o "butternut squash".Para los que quieran un postre menos integral pueden substituir la harina de arroz por harina de trigo, y el azúcar de caña por el blanco.



CUPCAKES DE CALABAZA Y NARANJA
(basado en una receta de Harry Eastwood)
(12 cupcakes)

2 huevos
200gr de calabaza alargada
160 de azúcar de caña muscavado
la piel y el jugo de una naranja sin pesticidas
100gr de harina integral de arroz
100gr de almendras molidas
2 cucharaditas de café de levadura química (sin gluten Hacendado)
1/4 de cucharadita de sal
1 pizca de azúcar avainillado

Precalentar el horno a 180º. Pelar un trozo de calabaza y rallar la pulpa tal cual con un rallador de cebollas. En un cuenco, batir los huevos con el azúcar y la pizca de vainilla. Añadir la calabaza y seguir batiendo. A continuación, agregar las almendras en polvo y seguir batiendo procurando deshacer los grumos que creen las almendras.

Tamizar la sal, la harina, y la levadura química y mezclar con la pasta anterior. Rellenar 12 moldes y cocer unos 20 minutos al horno. Dejar enfriar completamente y espolvorearlos con azúcar en polvo.


2.20.2010

Pancake Day: Tortitas de manzana y canela con salsa de toffee


Supongo que si os habéis paseado por los blogs de habla inglesa esta semana os habréis percatado de que había muchas recetas sobre tortitas o crêpes (pancakes). Pues bien, lo que aquí es Martes de Carnaval,en el mundo anglosajón es el Pancake Day o Shrove Tuesday. Es el último día antes del inicio de la Cuaresma y por lo tanto, último día antiguamente para consumir huevos, grasas y mantequilla, es decir, el último día para tener un ágape consistente antes de entrar en la abstinencia.

Las tortitas, más pequeñas y gruesas que los tradicionales crêpes, son ideales tanto como desayuno o como postre y realmente muy rápidas de hacer. Estas quedan muy esponjosas, pero la añadidura de la salsa de toffee por encima, las convierte en un postre altamente delicioso. Sed indulgentes con vosotros mismos por un día, y daros este gustazo tras una semana de trabajo y lluvia sin fin.


TORTITAS DE MANZANA Y CANELA CON SALSA DE TOFFEE

50gr de mantequilla
50gr de azúcar
220gr de harina
3 cucharadas de postre de levadura Royal
2 huevos grandes
175gr de leche
175gr de crema de leche
2 manzanas
1/2 cucharilla de c. de canela

Salsa de toffee:
50gr de mantequilla
50gr de azúcar de caña muscavado
2 cucharadas soperas de Golden Syrup ( o miel líquida comercial)
2 cucharadas soperas de crema de leche


En un bol mezclar la harina, la levadura, la canela pasadas por un tamiz y el azúcar. Hacer un hueco en el centro y añadir los huevos, la leche, la crema de leche y batir bien evitando que se creen grumos. La masa deberá quedar líquida pero tirando a espesa.Pelar las manzanas, rallarlas y añadirlas a la masa.

Calentar una sartén anti-adherente con un poco de mantequilla a fuego moderado. Añadir unas 4 cucharadas soperas aprox. a la sartén y cuando la superficie de la tortilla empiece a cuajar y a burbujear, unos dos minutos, darles la vuelta con un espátula, y dejar un minuto más. (Para hacer las tortitas más redondas, yo pongo un aro de metal en la sartén y dentro tiro la masa de las trotitas y al cabo de unos segundos despego el aro con cuidado para que las tortitas mantengan su forma redonda).Continuar así con cada tortita.

Para la salsa: en un cazo calentar la mantequilla con el azúcar de caña y el Golden Syrup (o miel comercial) a fuego bajo y llevar a ebullición sin dejar de remover. Dejar reducir 3 mins, añadir la crema de leche, remover bien y retirar del fuego. Servir inmediatamente con las tortitas calientes.

2.15.2010

Rhubarb Valentine: Crème Brûlée de yogur griego y ruibarbo



Mi amor por el ruibarbo es legendario, una pasión sólo comparable con la que tengo por el jenginbre. La primera vez que leí el nombre de esta planta pensé que era muy exótico y durante años me pregunté qué sabor tendría y cómo sería, la verdad me costó lo mío dar con la dichosa "fruta" pero una vez probada en un clafouti de unos amigos parisinos, no dudé en convertirla en una fruta de culto.

Cada vez que viajo a Inglaterra tomo todo el que puedo, y lo pruebo en variados postres ya que en nuestro país es tan difícil de encontrar. Pero hace unos días, tras leer varias recetas de esta planta en periódicos británicos, el destino fue amable conmigo y encontré todo un cajón de tallos de ruibarbo en una frutería camino del trabajo.

Entré pletórica a la tienda ante la mirada flemática del frutero que no sabía a qué venía tanta euforia por el "apio" ese y me informó de que aquél procedía de Holanda, y que lo tenía mayoritariamente para cosumo de los extrajeros del barrio. Así que amigos, sí se puede comprar ruibarbo en Barcelona, para más datos en una conocida frutería de la calle Muntaner.


La variedad "Valentine" es de las más dulces y conserva su hermoso color rojo tras cocerse. En esta época lo que se encuentra es ruibarbo "forzado", es decir, ruibarbo que ha sido cultivado en invernaderos o que ha sido cubierto con bolsas o tiestos para que desarrollara el característico color rojo.

El ruibarbo "forzado" se cultiva y consume desde finales de invierno a finales de primavera y tiene un sabor más delicado y menos astrigente que el que se cultiva en el exterior que se recoge más tarde. En el Reino Unido casi toda la produccion de ruibarbo forzado se concentra en Yorkshire, en el llamado triángulo de Wakefield.

Es peligroso tomar el ruibarbo que crece después de Julio porque acumula demasiado ácido oxálico por lo que siempre se recomienda tomar ruibarbo conjuntamente con algún producto con calcio, como los lácteos, para contrarestar el alto contenido en ácido oxálico. Para todos los fanes del rubarbo, aquí os dejo una web con todo tipo de información sobre esta curiosa planta.


CRÈME BRÛLÉE DE YOGUR GRIEGO Y RUIBARBO
basado en una receta de Delia Smith
(para 2)
150gr de ruibarbo
20gr de azúcar moreno demerara
175gr de yogur griego
un dado de jengibre fresco pelado y cortado a trocitos
30gr de jengibre confitado (opcional)
ralladura de una naranja
40gr de azúcar moreno demerara

Precalentar el horno al 7. Descartar las hojas y las puntas de los pedúnculos. Desnervar el tallo con un cuchillo.Cortar el ruibarbo en trozos de 3 cm. Colocarlos en una bandeja para horno y mezclarlos con la ralladura, con el jengibre y el azúcar. Dejar cocer durante 30mints.

Dejar enfriar la compota por completo. Rellenar dos moldes para horno con la compota y cubrirla con el yogur.Encender el gratinador y dejar durante 15 mints. Espolvorear el resto de azúcar demerara por encima de los dos moldes, introducir en el horno en la parte alta y gratinar durante 4 mints hasta que el azúcar esté burbujeante. Sacar del horno y dejar enfriar durante 20mints.



Más recetas con ruibarbo:

Crumble de ruibarbo y jengibre
Cream tea con mermelada de ruibarbo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...