12.15.2010

Oliebollen o donuts holandeses

                                                               
 ¡Cha, Chan!. La ventanilla del día 15 del Calendario de Adviento de Intercultura y Cocina, se sitúa...en Holanda, concretamente en s'-Hertogenbosch, (o Den Bosch para los amigos). El año pasado pasé las navidades en la zona de Brabant, conocida por ser la zona más gastronómica del país, la zona de los glotones y la zona en la que se aprecia la buena comida y bebida.

                                                      

 Un día cualquiera de Navidad en Den Bosch:
7:00. Despierto a mi sobrina adoptiva Nina, literalmente la arranco de la cama y junto con Opa (abuelo) impaciente esperándonos en la puerta de casa, salimos al bosque. Mañana gris, fría, pero ahí estamos todos con botas de montaña, bastones, legañas en los ojos y paseándonos por un bosque denso y misterioso. Cuando el sueño empieza a desaparecer y la circulación de la sangre se activa por el paseo y la urgencia climática, empezamos a apreciar la belleza que nos rodea. 
-¡Cuidado con los carneros salvajes peludos!, clama Opa, y de inmediato vemos a unas bestias de pelaje lanudo y con  cornamenta retorcida jamás vistas en ningún manual del naturalista. 
-¡Rápido, a vuestra izquierda!, y vemos como una manada de ciervos cruza nuestro camino veloz parándose un segundo para mirarnos de frente. Maravilladas, volvemos para desayunar un trozo de Stollen que Oma nos ha preparado junto a café y tostadas con mantequilla y queso.


                                                                        
                                                                       
13:00. Hora de comer. Mediodía gris, frío pero ahí estamos con las bicicletas y con aquella euforia del extranjero que no tiene ni idea de dónde está, pedaleamos contradirección metiéndonos por las callejuelas góticas de la histórica Den Bosch para degustar la comida callejera que tan buen ambiente da a la ciudad. 



                                                                                    

Justo en la Plaza del Mercado de la ciudad, pintada por  Hyeronimus Bosch, El Bosco, originario de la ciudad, y que prácticamente se mantiene con la misma arquitectura, nos pedimos unos "arenques con cebolla" que nos comemos allí mismo de pie. La segunda parada es un famoso establecimiento llamado FEBO, un automat, en el que degustamos las populares kroketten (croquetas) que uno mismo saca de unos dispensadores y las acompañamos de un buen cucurucho de patatas fritas con mahonesa. Con tanta calorías uno aguanta el frío que sea, así que nos lanzamos a pedalear por la ciudad otra vez.

                                                                            
17:30. La tarde continua fría, y me temo que ya es de noche. Después de dar vueltas para admirar la arquitectura, entrar y salir de bares y tiendas de diseño llenas de fruslerías y demás, ahora sí, nos paramos con nuestras bicicletas delante de los puestos de frituras dulces y pedimos unos cuantos Oliebollen calentitos y bien espolvoreados de azúcar de lustre que nos aportarán la energía suficiente para volver a casa al lado de Opa y Oma

                                                                                   
Los Oliebolen o literalmente, "bolas de aceite", son unos buñuelos de masa levada que se fríen en abundante  aceite y que suelen llevar manzanas y pasas aunque también pueden encontrarse sin. Aunque los Oliebollen ,o  Donuts holandes como les llaman algunos, se comen en Noche Vieja, suelen consumirse toda la Navidad.

OLIEBOLLEN

10gr de levadura fresca
2 cucharadas soperas de azúcar
125ml de leche tibia
190gr de harina de trigo
una pizca de sal
1 cucharada sopera de ron
1 huevo pequeño
1 cucharada sopera de pasa de Corinto
1 manzana pequeña pelada y cortada a daditos
1/2 ralladura de un limón
abundante aceite para freír
azúcar en polvo

Desleímos la levadura con la leche y las dos cucharadas de azúcar, dejamos reposar 10mints. En un bol tamizamos la harina y la sal. Hacer un hueco en el medio y hechar la mezcla de leche y levadura, el huevo, el ron y la ralladura de limón. Mezclar bien y añadir por último las pasas y los trozos de manzana hasta que quede una masa sin grumos. Tapamos con un paño y dejamos reposar en un lugar cálido por espacio de 1 hora. Tras ese tiempo, removemos unas cuantas veces la masa con una cuchara para desgasificarla.

En un sartén honda calentamos abundate aceite y a una tempratura constante. Para saber si el aceite está en su punto tiramos un trozo de pan y si se tuesta con rapidez y flota, esté en su punto. Con dos cucharas, cogemos trozos de masa y los hechamos en el aceite y dejamos que frían unos 6 mints. dándoles la vuelta para que se frían uniformemente. Los dejamos sobre papel absorvente y los espolvoreamos con azúcar en polvo.
                                                                    

                                                                    

Y tras los Oliebolen os dejo con Opa Und Oma.

37 comentarios:

  1. que pintaza de donuts y la ruta increible!!!
    umm quiero donuts para el café!!
    besitos

    ResponderEliminar
  2. El bé qe m'aniria ara un parell de donuts holandesos d'aquestos per començar el dia amb bon peu!!
    Bon dia a tothom!!!
    Mglòria de Gourmenderies

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la sensación de tomar y comer algo calentito mientras fuera el frío domina la ciudad. ¡Gracias por las historias y los dulces!

    ResponderEliminar
  4. Mi sembrano davvero gustosi, ciao !

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu historia, si Brabant tiene algo de aprecio por la gastronomía es porque no tiene tradición calvinista. Los calvinistas anularon todo gusto por comer... aunque no puedo decir que todo lo que llevaron a Holanda fuera malo, en absoluto. Qué bonito.

    ResponderEliminar
  6. No conocia estos donuts pero tienen una pinta estupenda, habrá que probarlos pues ahí en la pantalla no se pueden quedar :P

    Un besooo!

    ResponderEliminar
  7. Vaya vaya, con la bollería del norte de Europa!! Nos estamos poniendo morados, eh? jeje

    ResponderEliminar
  8. Qué día tan bueno, me apuntaría sin duda a pesar del frío, y si de remate hay unos bollos tan deliciosos con más motivo.
    Mis nietos me llaman Oma Lola...me encanta esa palabra!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  9. que pinta q. tienen esos donuts y el viaje se ve de fabula. bss

    ResponderEliminar
  10. Ivana, es tan de buenosssss.

    Mglòria,sí ra que comença a està tot gelat s'agraeix.

    V, la verdad es que es muy divertido recorrerse todo los caromatos de streetfood viendo que ofrecen.

    Stefania, piacere.

    Miriam,no me había percatado de ésto,pero buena apreciación, en esta zona son católicos no protestantes.

    Anniki, llevátelos todos.

    Begoña, es tan riquísimo con esa punto de ron.

    Lolah,con el frío que hace por el Norte se agradacen estas bollos calientes, así que eres Oma Lola,caray.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Magnífica receta, me gusta muchísmo...tanto como Holanda. Reconfortantes con tanto frío, quiero uno!! Un beso

    ResponderEliminar
  12. quev rico..me recuerda los Bunuelos que haceos en Sur America ( harina de mandioca o yuca) ..esponjaditos y dulces..gracias por el paseo, algun dia me gustaria conocer holanda y gracias por la receta.

    ResponderEliminar
  13. Yo me apunto a pasar un día así...que bonitas las fotos y los donuts holandeses bien calentitos han de estar divinos.
    muuuuchos besos

    ResponderEliminar
  14. Holanda es uno de los paises más fríos que conozco, pero sin dudas haría la misma ruta si tuviese que ir nuevamente.
    Visité el mercado en Amsterdam y comí los arenques y otros pescados fritos con pan, me encantaron!
    Me apunto tu receta, se ve fabulosa y la ruta que nos hiciste espectacular.
    Felíz invierno!

    ResponderEliminar
  15. pues Donuts u Oliebollen, ya me gsutaría a mi poder pillarlos y disfrutarlos en todo ese entorno que describes

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Qué pintaza más buena!! Y qué día más chulo,no?

    Parece que tus Oliebollen (por apariencia y lista de ingredientes) son el hermano holandés del "Apfelkrapfen" que hay aquí en Alemania... a mí me gustan mucho aunque no he probado a hacerlos caseros - me quedo con tu receta para el intento!

    ResponderEliminar
  17. Holanda es uno de mis países pendientes... espero que sea el próximo, pero en verano por favor!!! prometo intentar montar en bici, q a pesar de lo que dicen, se olvida jejeje.
    Los bollos, uhm, mejor los miro poco porque me están entrando ganas dfe hacerlos :)

    ResponderEliminar
  18. Que ricos!!Quiero comerlos yaaaaaaaa. ;)

    ResponderEliminar
  19. Hola,

    Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

    Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

    Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
    cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
    para darse a conocer.

    Para suscribirse a Ptitchef vaya a
    http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
    http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
    parte superior.

    Atentamente,

    Vincent

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué lindo! Muchas cosas de las que escribes me recuerdan a cosas de aquí :-) Los donuts son muy parecidos a los Krapfen, que se comen de noviembre hasta la cuaresma... y lo de comer en la calle, que tanto se estila por Centroeuropa y nos sorprende a los españoles :-)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  21. Nyam, nyam!
    Han de ser delicioooosoos...

    ResponderEliminar
  22. Muy lindo tu relato. Me encantó pasear un rato en bici por Holanda, me trasnportaste al frío y a costumbres desconocidas.
    Cariños

    ResponderEliminar
  23. Ostras! qué entrada más requetecompleta, con historia, con bestias peludas, con Opa -aquí también se llaman Opa y Oma- con paseo y con bollen! aquí los llamamos Krapfen pero eso ya te lo han contado:-)
    Besos chica número 15!
    Feliz adviento

    ResponderEliminar
  24. Qué ñpionta y quén ganas me entraron de volver a Holanda

    ResponderEliminar
  25. Y, ¿dónde dices que es la zona más gastronómica del país? Buah, esa ya ha ido a la lista de lugares-que-visitar.
    Qué estupenda crónica. ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  26. Que bonita entrada!, bajo en calorias no son pero si tienen pinta de estar buenísimosssss

    ResponderEliminar
  27. qué maravilla! que ganas de ir a Holanda, de ver todo lo que nos cuentas, de todo! de momento, me quedo con los "oliebollen"(¿!)
    besos

    ResponderEliminar
  28. Cris que pasada de paisajes.
    Los donuts una locura, además es para mi obligación hacerlos.Mi mejor amiga vive en Amsterdam y cuando venga a casa estas Navidades se puede quedar patidifusa si le doy la sorpresa de estos donuts.
    Para mi es un gran descubrimiento.
    Un besazo desde el bazar de los sabores

    ResponderEliminar
  29. ¡Oh! Me encanta tu día navideño... Yo también quiero carneros peludos y ciervos... Bueno, con los oliebollen me conformo. ;-)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  30. Bueno, bueno...Mi cuñada es holandesa y es una adicta a este dulce. Se va el sábado para allá y nos ha comentado que se traerá un cargamento de oliebollen. Ella creo que los hace un poco distintos, pero fijo que estos están igual de buenos.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  31. Hola estimada amiga,
    Com ens ha agradat aquesta historia pel calendari de la Noema. La recepta és espectacular, moltes i moltes gràcies!!!

    ResponderEliminar
  32. Maravillosos bollitos!.
    Qué buenos!. Un besote

    ResponderEliminar
  33. WOW, qué hambre y qué ganas de ir a Holanda!!!

    ResponderEliminar
  34. Me encantan tus cronicas y las recetas con las que las acompanas, y me encanta Holanda y los holandeses, gente alegre y que habla muy muy bien el ingles. Deliciosos Oliebollen, besitos y Happy Xmas!

    ResponderEliminar
  35. Qué fotos más bonitas! Gracias por compartir este día tan interesante en Holdanda :)

    ResponderEliminar
  36. Que delicia de dulces!! tu historia me ha encantado. Gracias por compartirlo!
    Te deseo una Feliz Navidad Cris!!!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  37. Ummmmmmmmmmm !!!
    Deliciós.
    Et desitjo un molt bon any ple de pau i amor.
    Feliç 2011.
    Margot

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...