11.30.2008

Domingo activo (I): Soda Bread irlandés


Hoy es un domingo de activismo así que tanto en este post como en el anterior os encontraréis con algunas iniciativas interesantes de la red para combatir la pobreza, el hambre y concienciar sobre el medio ambiente, así que tras leeros éste post, podéis continuar con el de más abajo.

Hace unos días Cuoca me invitó a participar en la propuesta de elaborar un pan con un fin solidario y aquí está. Se trataba simplemente de publicar una entrada en la que se difundieran la página web de Bread Line Africa, una organización que busca conectar con gente y socios que estén dispuestos a ayudar económicamente a solventar las necesidades básicas de comunidades del África del Sur más desfavorecidas. Esta organización promueve varios proyectos con el objetivo de convertir estas comunidades en organismos autosostenibles como el de transformar viejos containers en casas, escuelas, comedores, etc.

Blog Action Day es parte de Bread Line Africa y recoge fondos contra la pobreza. Cualquiera de vosotros puede contribuir ayudando a dar a conocer estas dos organizaciones, podéis conseguir un widget para el blog desde el que se pueda donar y participar en un intercambio de recetas de pan con todo el mundo en Blogger bake off, con sólo elaborar un pan y difundir sus páginas web.

He escogido el Soda Bread o Pan de bicarbonato que es un pan tradicional irlandés elaborado con levadura química en vez de la levadura de pan y que tiene un sabor un tanto dulce y una consistencia densa. Aunque hay varios tipos me he decantado por la receta más tradicional confeccionada con uva pasas y semillas de alcaravea aprovechando que tenía un lote de esta aromáticas semillas.


SODA BREAD:

260gr. de harina integral
130gr. de harina para repostería
2 cucharadas de té de levadura química
3 cucharadas soperas de uvas pasas
2 cucharadas de té de semillas de alcaravea
4 cucharadas soperas de mantequilla fría
240 ml. de crema de leche ( o mitad leche, mitad yogur o crema de soja)
3 cucharadas de azúcar moreno
2 cucharadas de miel
1 cucharilla de sal
2 cucharadas soperas de copos de avena

Precalentar el horno a 190º o al 5. Dejar las pasas remojando unos 10 minutos en aguan caliente.
Tamizar en un bol las harinas, las sal y la levadura. Añadimos las semillas y el azúcar y la mantequilla. Mezclamos la mantequilla con los ingredientes secos hasta que se creen como migas de pan.

Vertemos la crema de leche o de soja, la miel y mezclamos hasta que se pueda hacer una bola con la masa. Dejamos reposar 10 minutos. Salpicamos la masa con la avena y la presionamos para que se enganche en la superficie y con un cuchillo hacemos un corte en forma de cruz en el centro de la masa. Enharinamos una bandeja, colocamos la masa y horneamos de 35 a 45 minutos.

Este pan dura tres días y es mejor conservarlo bien tapado en un lugar seco. Suele comerse caliente o tostado.





11.24.2008

HEMC#27: Canelones de calabaza y ricotta con salsa de nueces y salvia


A riesgo de que este blog parezca monotemático, voy a publicar otra receta de calabaza aprovechando que es la temporada e intentaré que el próximo post no sea de chocolate, para que la cosa sea un poco más variada. Aunque los canelones me gustan mucho y hay gente que los borda, los cocino poco y casi siempre hago esta receta basada en una que apareció en la famosa revista americana Living de Martha Stewart y los suelo servir con una frondosa ensalada de canónigos.


La receta combina la calabaza alargada (butternut squash) y dos tipos de queso: la ricotta, que es un queso que está entre el requesón y el queso crema, y que le da untuosidad especial al relleno, y el parmesano que fortalece el sabor de toda la mezcla. La salsa, una bechamel infusionada con salvia y nueces, es el complemento perfecto para estos canelones con aromas de otoño.



Canelones de calabaza y ricotta con salsa de salvia y nueces:

1 paquete de pasta para canelones
2 cucharadas soperas de aceite
1/2 ( 700gr) de calabaza pelada y despepitada
1/2 cebolla
1/2 cucharada de café de canela
1/4 cucharada de c. de nuez moscada rallada
1/2 cucharada de c. de comino en polvo
1 pizca de pimienta de cayena
sal y pimienta
115 gr. de ricotta ( o un paquete de tofu )
120 de parmesano rallado
Para la salsa:

3 cucharadas soperas de aceite ( o mantequilla)
3 cucharadas soperas de harina
200ml. de leche y 100ml. crema de leche ( o 300ml. de crema de soja )
100gr. de nueces
1 ramita de salvia fresca (una cucharada de té de salvia seca)
1 pizca de nuez moscada rallada
sal y pimienta

En una cacerola, rehogar la cebolla rallada en un cazo con el aceite durante unos 3 minutos. Añadir la calabaza cortada en dados grandes y rehogarla junto a la cebolla durante 5 minutos a fuego medio. Añadir las especias, una cucharilla de sal y pimienta negra, remover. Agregar medio vaso de agua y dejar cocer tapado unos 20 minutos a fuego lento. Sacar del fuego, pasar por un pasapurés ( escurrir ligeramente si la calabaza a dejado ir agua) y dejar enfriar. En un bol, mezclar la calabaza, la ricotta y finalmente el parmesano. (O rallar el tofu y mezclar).

Poner a hervir una olla con agua y sal y seguir las instrucciones de vuestro paquete de pasta de canelones. Disponer las láminas sobre un paño limpio de cocina y colocar el relleno en el centro de la lámina y formar un tubo.Precalentamos el horno a 190º (5).

En un cazo calentamos el aceite y rehogamos la harina unos minutos, añadimos la leche, removemos con un batidor, y salpimentamos. Añadir la pizca de nuez moscada, las nueces a trocitos y la salvia. Retiramos del fuego y dejamos infusionar durante 15minutos. Embadurnamos con salsa el fondo de una fuente de horno,colocamos los canelones y los cubrimos con el resto de la salsa. Hornear durante 20mins.

11.22.2008

El mejor amigo del queso: crackers de alcaravea


Una de las pequeñas cosas que me ponen feliz son los crackers, las cajas con crackers variados y sobretodo, que acompañen a un buen queso. A pesar de gustarme, mi afición por estas galletitas saladas no llegan a los niveles de una amiga mía que se autoproclamaba coleccionista de crackers, guardaba decenas de ellos en la despensa y siempre estaba al acecho de nuevos modelos para aumentar su colección. Bien, hay gente para todo.

Los de hoy son unos crackers un tanto rústicos, muy caseros y tienen la particularidad de llevar esas semillas con un gusto tan inconfundible como son las de alcaravea, Carum carvi, ideales para acompañar quesos fuertes.

Aunque a primera vista, las semillas de alcaravea se asemejan a las de hinojo, el anís o el comino, el gusto no tiene nada que ver. Su sabor es amargo y recuerda sutilmente al limón. La alcaravea ayuda a combatir la pesadez gástrica y la flatulencia y la encontramos en recetas de Europa Central, Rusia y Escandinavia, y asociada a las coles, salchichas, quesos, patatas y a panes de centeno.

En la tradición brujeril, la alcaravea se utiliza en los rituales amorosos: "para conseguir el corazón de otro, se debe mascar semilla de alcaravea mientras se piensa en el hombre o mujer de nuestros sueños".


Crackers de alcaravea:

200gr de harina o harina integral
4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de sal marina
2 vueltas de pimienta negra recién molida
1 vaso pequeño de agua caliente
2 cucharadas soperas de semillas de alcaravea
1/2 cucharita de levadura química (opcional)

Precalentamos el horno a 200º. En un bol echamos la harina, la sal y la pimienta. Hacemos un un hoyo en el medio y añadimos el aceite y medio vaso de agua. A continuación, mezclamos todo con ayuda de una cuchara de madera. Añadimos el resto del agua poco a poco hasta que a masa esté homogénea y se desenganche de las paredes. Hacemos una bola, la envolvemos en un paño de cocina y la dejamos reposar unos 30 mins. en la nevera.

Al cabo de este tiempo, enharinamos bien una superficie y extendemos con rodillo con harina, toda la masa. Con un cortapastas o el borde de un vaso, cortamos los crackers y llenamos con ellos, una bandeja de horno untada de aceite.Se pueden pinchar con un tenedor para que no se hinchen una vez en el horno. Dejamos hornear unos 15 mins. o hasta que los bordes empiecen a dorarse. Sacar del horno y dejar enfriar. Guardar en un caja metálica.


11.17.2008

¿Qué hacer con las nubes?:Mousse de chocolate al instante

Tenemos una urgencia como la que he tenido este fin de semana: no hay tiempo, ni ganas de pasarse toda una tarde elaborando un postre para dejarlo reposar toda la noche. ¿Qué hacer en este caso?. Pués otra vez, recurrir a Nigella y a sus platos para perezosos y "pecadores".

No es que esté obsesionada con ella, pero he visto algún que otro video suyo esta semana mientras aprovechaba para refrescar mi inglés y se han dado las circunstancias favorables para que pudiera poner en práctica una receta que me había picado la curiosidad: ¿cómo saldría una mousse si utilizarámos nubes de golosinas?. Habéis oído bien: en la receta de Nigella se usan las nubes o malvaviscos (marshmallows, gimauves) para realizar una mousse de chocolate de urgencia, es decir, al instante y que no necesita reposar, sin toda esa mandanga de cascar huevos, montar las claras, etc.


Se puede confeccionar la mousse y dejarla en la nevera mientras nosotros preparamos la escena del crimen, es decir: encender velas, recoger los cojines esparcidos por el suelo, preparar la música que vamos a poner, dar de comer al gato para que no se avalance sobre la cena de los invitados, darnos una ducha relajada, esas cositas...

O preparar el postre justo cuando lleguen los comensales, ponerla en la nevera mientras comemos y a los postres, estará más que lista. La consistencia y textura son prácticamente iguales que una mousse auténtica, sólo que puede resultar un poco más dulce, así que yo he usado chocolate sin azúcar para evitar que fuera demasiado empalagosa. Podéis ver a Nigella y a su creación aquí.



Mousse de chocolate al instante:
(para 4 personas)

9 nubes (cilindros rosas) o 18 nubes como las de las fotos
150 gr. de chocolate negro 70% cacao (sin azúcar)
1 cucharada sopera de mantequilla a temperatura ambiente
1/2 vasito de agua
200ml nata líquida
una pizca de vainilla

Colocamos un cazo antiadherente o de porcelana a fuego moderado, a continuación echamos las nubes y removemos con una cuchara de madera. Añadimos la mantequilla al cazo,troceamos el chocolate (se pueden usar pepitas de chocolate para cobertura) y también lo añadimos a las nubes junto a medio vaso de agua. Removemos unos 10 minutos con unas barillas mientras todo se va derritiendo.

Mientras tanto, montamos la nata líquida: le añadimos una pizca de vainilla y la montamos con un batidor eléctrico. Retiramos la mezcla de nubes con chocolate cuando todo esté completamente fundido y no se vea ningún grumo, y la mezclamos con ayuda de una espátula, con la nata montada. Llenamos cuatro copas y las dejamos en la nevera...y nada más!. El postre, ya está listo.

11.11.2008

Nigella y los boniatos: pollo con boniatos y canela


Cuando llega el otoño, nunca puedo recordar cuál es el tipo de boniato que me gusta y además ahora en el mercado hay mucha más variación que años atrás. Como soy de natural despistada lo único que puedo recordar de un año para otro es que no me gusta la variedad que es demasiado dulce y encima el tendero de la esquina propicia más mi confusión dándome una variedad distinta cada vez que le digo: deme un kilo de aquellos boniatos que a mí me gustan.

Mi amiga inglesa me propone ir a comprar un boniato de cada tipo y cocinar una receta de pollo con boniatos que ha visto en televisión con una de las cocineras más mediáticas de Gran Bretaña: Nigella Lawson.

Nigella Lawson, hija del Ministro de Economía y Finanzas tory, Nigel Lawson, educada en Oxford, periodista durante mucho años y casada con el célebre coleccionista de arte contemporáneo y publicista, Charles Saatchi, tiene fama de cocinar un tipo de platos tan golosos como hipercalóricos que le han valido el sobrenombre de La reina del "food porn", término que encontraréis repetido en muchos blogs de cocina de habla inglesa para designar esas recetas por las que todos nos morimos, pero que poco comemos para no aumentar nuestro colesterol, resumiendo, comida obscena.

La receta de pollo con boniato, papa dulce, batata o camote la podéis ver pinchando aquí y deleitaros viendo el coqueteo de Nigella con la cámara y su look, cruce de voluptuosa matrona italiana y Morticia Adams. Esta receta pertenece a la serie Nigella Express en la que la chef cocina una serie de platos deliciosos sin apenas esfuerzo.


Pollo con boniatos y canela:
( para 4 personas)

8 patas de pollo
5 boniatos ( yo usé de los dos tipo para ver cúal me gustaba más)
un chorro generoso de aceite de oliva
1/2 cucharada sopera de canela
1/2 cucharada de comino molido o en semilla

Precalentar el horno a 180º. Lavar bien los boniatos y cortalos en trozos grandes. En un bandeja para horno, colocar las patas de pollo y encajar los trozos de boniato sin pelar. Regar con un buen chorro de aceite de oliva y salpimentar. Esparcir la canela y el comino por encima para darle ese "sabor a kashba" del que habla Nigella y hornear por espacio de 35 a 45 minutos.

¡El resultado es sencillamente delicioso!. Debo decir que los dos boniatos estaban deliciosos cocinados así, aunque me inclino por el blanco esta vez.

Con las sobras del pollo especiado siempre se pueden hacer unas fajitas con tortitas de maiz, cebolla y pimiento frito, y una salsa de yogur y comino.


11.06.2008

Fondant de manzana con gratinado de almendras



Como es otoño, no podía faltar una tarta de manzana, es la primera de la temporada pero os aviso de que no va ser la última. Hace años tomaba una tarta que hacían en una cafetería de debajo de mi casa y era realmente deliciosa, era de manzanas y almendras, y aunque la memoria ha ido distorsionando su sabor, lo poco que queda de ese recuerdo ha hecho que vaya buscando la receta por la red para intentar reproducir aquella maravilla en mi casa.

Este es el primer intento y aunque mi memoria me dice que tendré que seguir buscando "la receta", esta tarta me parece un buen hallazgo. El gratinado le aporta sabor de caramelo a todas esas capas de manzana y una textura crujiente de almendras. La receta la encontré en este estupendo blog francés de Eryn.



Fondant de manzanas con gratinado de almendras:

6 manzanas
60 gr. de harina
70 gr. de azúcar
20 gr. de mantequilla fundida
una pizca de vainilla en polvo
90 ml. de leche
1/2 sobre de levadura química
una pica de sal

Para el gratinado:
1
huevo
80 gr. de azúcar
3 cucharadas soperas de mantequilla fundida
70 gr. de almendras en láminas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...