5.31.2008

Cocina japonesa: yakisobismo ilustrado.


Hace algunos años acudí a unas clases de cocina japonesa y desde entonces, los yakisoba son un plato habitual en mi casa. Aunque normalmente se hacen con fideos ramen, a mí me gusta usar los soba que están hechos con harina de alforfón (trigo sarraceno) y harina de trigo, aunque los que yo compro son 100% de harina de alforfón, o sea sin gluten y se pueden encontrar en tiendas de alimentación natural. En este magnífico blog podéis ver como se hacen los soba.

El "yakisobismo" es ideal para esos días en que llegas a casa cansada, miras en la nevera y hay un montón de pequeñas sobras con las que hay que hacer algo o es perfecto como plato único en una cena de pareja. O para una comida energética que nos permita seguir trabajando sin dormirnos.
También es ideal como "comida-performance" cuando se tienen invitados a los que "epatar" ya que los copos de bonito, katsuo-bushi, con los que se coronan los yakisoba, con la acción del calor se mueven como si fueran "bichos" vivos. Hay gente que lo encuentra repugnante, pero a mí me gusta el factor sorpresa en la comida. Aquí tenéis una muestra de lo que os digo.




El yakisobismo tiene múltiples posibilidades: lo podéis hacer con carne o sólo con verduras, podéis añadir dados de tofu o 1 huevo batido. Y aunque en la receta solo indico unos vegetales determinados, podéis añadir: champiñones, ajos tiernos, brocoli, pimientos, calabacines, brotes de soja, espárragos, etc; lo que tengáis a mano.

Yaki-soba

1/2 paquete de fideos soba (o vuestros favoritos)
unas tiras de panceta, de carne magra de cerdo o de ternera (opcional).
1 dado de jengibre fresco
1 diente de ajo
3 hojas de col
1 cebolla
3 zanahorias
2 puerros
2 cucharadas de mirín
1 cucharada de salsa de soja
1 cucharilla de azúcar (opcional)
unas gotas de salsa Perrins
1 cucharada de aceite de sésamo
un puñado de katsuo-bushi
4 cucharaditas café de alga nori en polvo


Limpiar y cortar todas las verduras en tiras. Mientras, hervir los fideos según indicaciones del paquete. Pelar un trozo de jengibre fresco y cortarlo a trocitos.
En un wok, calentar dos cucharadas soperas de aceite de oliva y añadir el ajo sin pelar y el jengibre. Aquí también podéis añadir la panceta o la carne que queráis.

Empezar a echar las tiras de verdura empezando por las que más cuestan de cocer como las zanahorias y freír unos minutos. Después la col y la cebolla. Salpimentar.
Escurrir los fideos y agregar al wok. Remover con una cuchara de palo para que se mezclen bien con todas las verduras.
Añadir el aceite de sésamo, las salsa de soja , el azúcar, el mirín, unas gotas de salsa Perrins y mezclarlo todo.(En este paso podéis añadir el tofu o el huevo batido).
Terminar con las tiras de puerro.

Retirar del fuego y espolvorear cada plato con nori en polvo, los copos de bonito y servir inmediatamente.



Advertencia a los propietarios de gatos: encerrar los copos de bonito en armarios altos de difícil acceso a los felinos.

5.29.2008

Ensalada de mozzarella y fresas


Yo tengo mi propia plantación de fresas en la terraza. Crecen, se reproducen y mueren en las macetas pero mientras, cuelgan,se expanden, y lo invaden todo y hay que buscarles más sitio.
Las que tengo plantadas son de dos tipos, unas dan flores blancas y las otras son rosas, y aunque toda la recolección de fresas maduras no da más que para un par de cócteles y alguna decoración extra, debo decir que el sabor es tan radicalmente distinto de las que venden en la calle que vale la pena seguir cultivándolas.

Para una de las cosas que más me gusta es usarlas como substituto del tomate.
Probad ésto: en vez del tradicional "pa amb tomata", es decir, pan con tomate, coged una fresa "auténtica", frotadla por el pan, rociarla con aceite de oliva virgen y un poco sal. Ya me diréis...Pero no olvidéis que la fresa debe estar bien madura y a ser posible, ser de jardín.

Fresas en brochetas para barbacoa, en salsa para acompañar el magret de pato, para mezclar con foie, etc; casan con multitud de platos salados.


Ensalada de mozzarella y fresas
(para 4)

400grs. fresas
2 bolas de mozzarella de búfala
1 manojo de espárragos trigueros
4 cucharadas soperas de aceite de oliva
1/2 cucharada sopera de vinagre de Módena
10 hojas de albahaca
10 hojas de menta
sal y pimienta

Lavar las fresas, limpiar y cortar a cuartos.
Cortar las partes duras de los espárragos. En un cazo con agua hirviendo, escaldar los espárragos
durante 5 minutos. Escurrir y traspasarlos a una fuente con agua fría para mantener su color.
Cortar la mozzarella en dados.

Para la vinagreta:
En el baso de una batidora mezclar las hojas de albahaca y menta, el vinagre, el aceite, la pimienta, la sal y batir unos segundos.

Una vez bien emulsionado, probad la vinagreta, si ha quedado demasiado astringente por culpa de la albahaca, echar más aceite. La vinagreta que sobre se puede guardar en un frasco durante tres días.
(Quien sea muy amante del ajo, también puede añadir una puntita al batir la vinagreta).

Montar el plato con las fresas, la mozzarella, los espárragos escurridos, rociar con la vinagreta y añadir unos cristales de sal.

5.27.2008

Un clásico británico: el emparedado de trébol (cress)


Entre esas rarezas que comen los británicos, hay una que siempre me ha intrigado: el “cress”. Es eso verde por donde tan felizmente pasea Milú.
El de la foto ha llegado desde la costa del jurásico, Dorset, haciendo escala en Gerona-Barcelona-Suburbia por obra y gracia del paciente Stuart que sabe que me encantan.
El “cress”, Lepidium Sativum, también denominado mastuerzo, lepido o berro hortelano, no es más que un germinado de un tipo de berro. En Gran Bretaña es muy popular y se puede encontrar sin dificultad en cualquier supermercado.
Suele estar mezclado con semillas de mostaza, tiene un sabor picante y tiene una germinación mas larga que los germinados que podemos encontrar aquí.


El “cress” o lepido está ligado a la hora del té porque es uno de los emparedados clásicos con el que se acompaña el Afternoon Tea, junto al de salmón, los scones con preserves (mermeladas) y la clotted cream (nata).
Según Stuart, parece que su origen está en el juego del cricket y en la pausa que hacían los jugadores para tomar el té, ya que un partido de cricket puede alargarse hasta 5 días. No sabemos si el cress lo tomaban directamente del campo en el que jugaban.
Aunque la primera vez que probé un sándwich de éstos tuve la extraña sensación de que estaba comiendo tréboles, lo encontré un grado, sólo uno, menos repugnate que el de pepino y con los años me he convertido en una incondicional del emparedado de cress que me parece una excelente alternativa vegetariana. El de pepino, sigo detestándolo.

El emparedado clásico se hace con pan de molde integral, huevo duro picado, mayonesa y este germinado de berro que le añade un gusto muy peculiar.





5.23.2008

Hora del té sobre la hierba: flor de té.


Aprovechando los pocos ratos de sol que tenemos estos días, quedo con una amiga para tomar el té en su jardín y probar las flores de té que acabo de comprar. La hierba, con las últimas lluvias, se ha llenado de pequeñas margaritas que jaspean todo el jardín. Así que nos tumbamos sobre el verde con la tetera y nos disponemos a ver qué ocurre con la flor del té.

Las flores de té se pueden encontrar fácilmente en cualquier tienda especializada de té y se trata de unas bolas de hojas de té verde, blanco, jazmín, etc; cosidas a mano y con un flor insertada en medio.
Las que podéis ver en la foto son de té verde y llevan una flor de melocotón rojo en su centro.

La particularidad que tienen estas flores es que al contacto con el agua caliente se van abriendo lentamente y desplegando todos los tentáculos de té hasta estar completamente abiertas y mostrar una flor que se va meciendo dentro de la tetera con el calor del agua.

Más que olerlas o beberlas, estas flores de té se disfrutan viéndolas y observando el espectáculo doméstico de que florezcan en un tu tetera.
Dura unos poco segundos, pero es muy relajante.


Os dejo con un video en el que podéis ver varios tipos de flores del té abriéndose y mostrando todo su esplendor.
Las que yo compré van en un paquete de tres, se pueden reutilizar y valen 5€ el conjunto. Estas provienen de aquí aunque ahora se pueden encontrar en muchas otras tiendas de té.


5.16.2008

Huevos en cocotte al estragón/Coddled Eggs with Tarragon


Los tarros estuvieron esperando años en la estantería. Los había visto en una tienda bastante rara en la que venden todo tipo de objetos de aspecto decimonónico. Estaban entre la sección de baño y la de cocina y nadie me supo decir para que servían, pero siguieron pareciéndome curiosos. Al cabo de un mes, estaban todos de oferta y fue mi ocasión para hacerme con unos cuantos de sin saber qué iba hacer con ellos.

Contuvieron especias, té, hierbas… hasta que al fin, una pareja francesa me descubrió su uso: “oeufs en cocotte”.
Los huevos en cocotte son ideales para una cena rápida y sin complicaciones pero no exenta de ese toque de elegancia culinaria que siguen teniendo las recetas francesas de la “campagne”.
Podéis usar flaneras, pequeños moldes para horno, tarros de yogurtera e incluso los tarros de comida para niños.

Huevos en cocotte al estragón:
(para 4 )

Una chalota pequeña (cebolla o cebollino).
8 cucharillas de crema de leche
4 huevos bien frescos
Estragón seco
Sal y pimienta.

Cortar la chalota muy fina y repartirla entre los cuatro moldes. A continuación cubrirla con una cucharilla de crema de leche y un poner una pizca de estragón.
Cascar el huevo encima de cada molde y añadir una cucharilla más de crema de leche, salpimentar y espolvorear con unas hojas más de estragón. Llenar una brasera con agua hasta la mitad de los moldes y llevar a ebullición. Colocar los moldes y dejar 10 minutos.
Servir con tostadas.

También pueden cocerse al horno. Precalentar el horno a 180º(4).Llenar una bandeja de pirex con agua hirviendo, poner en ella los moldes y colocarlos en mitad del horno unos 10 minutos.


Coddled Eggs with Tarragon:
(serves 4)

You can use small ramekins o baby-food jars instead of coddling cups.

A small shallot (onion or chives)
8 teaspoons of double cream
4 fresh eggs
Dry tarragon
Salt and pepper

Chop the onion and fill every ramekin with a teaspoon of chopped onion and a pinch of tarragon. Add a teaspoon of cream, a pinch of tarragon and break an egg over. Season with salt and pepper and finish with another teaspoon of cream and garnish with some tarragon.
Fill a pan with water until de rim of the coddlers and bring to a boil. Add the coddlers to the water and cook for 10 minutes.
Serve with toasts.

For another version preheat the oven 180ºC(4). Fill a tin with boiling water and place the ramekins or the coddlers in the tin. Set the tray in the middle of the oven and cook for 10 minutes.

5.09.2008

Tarta de limón y merengue express/ Fast Lemon Meringue Tart



Esta es la tarta que hice para el pasado Día de la Madre y es que el limón es el típico sabor que gusta a todas las madres. O como mínimo a la mía, que le echa un extra de limón a todo, sea lo que sea. Fresco, ligero y nada empalagoso, eso lo convierte en un clásico por excelencia.
Esta es una tarta rápida para esos días en los que se necesita un éxito seguro y además, no tenemos demasiado tiempo. A pesar de lo dulce que es la leche condensada, el resultado final es muy suave y nada dulzón, todo queda muy compensado con el ácido de los limones. La receta de pasta brisa queda para otro día que haya más tiempo.

Tarta de limón y merengue express:

Un paquete de pasta brisa o quebrada refrigerada.

Crema de limón:
3 limones orgánicos
370gr. de leche condesada (un tarro mediano).
2 huevos

Merengue:
3 claras de huevos
2 cucharadas soperas de azúcar.

Precalentar el horno a 200º(6).
Extender la pasta por encima del molde adaptándola cuidadosamente a los bordes. Pinchar el fondo con un tenedor y hornear 8 minutos.

En un vaso de batidora echamos la ralladura tres limones, su zumo, el contenido del tarro de la leche condensada y los dos huevos. Batimos hasta que todos los ingredientes queden bien ligados. Sacar el molde del horno y rellenarlo con la crema. Dejar hornear 15 minutos.

Mientras, verter en un bol hondo las tres claras de huevo y batir con las varillas. Echar el azúcar progresivamente hasta que las claras empiecen hacer picos.
Volvemos a sacar la base y repartimos el merengue con una espátula de goma hasta cubrir toda la crema que deberá estar bien cuajada. Pasar ligeramente la espátula por encima del merengue dando golpecitos hacia arriba para que se levanten picos. Bajar la temperatura de horno y dejar 10 minutos. Gratinar hasta que la superficie quede dorada.
Servir con fresas maceradas con unas gotas
de vinagre/naranja y azúcar. Ummmm, la mezcla es impresionante.




Fast Lemon Meringue Tart

1 roll of ready pie crust.

Lemon cream:
3 organic lemons
370gr. condensed milk
2 eggs

Meringue:
3 egg whites
2 tablespoons sugar

Preheat oven to 200ºC (6). Roll the dough out an fit into a tart pan. Prick the bottom of the dough with a fork. Bake for 8 minutes.

With an electric mixer whisk the lemon juice, the condensed milk and the eggs until smooth. Remove the pan form the oven and fill with the lemon cream. Bake for 15 minutes more.

In a large bowl, with an electric mixer, beat the egg whites. Gradually add the sugar and still beating until the mix is glossy.
With a rubber spatula, top the tart with the meringue. With a long spatula, gently press down and up forming peaks. Reduce the temperature of the oven and bake 10 minutes. Grilled for 2 o 3 minutes until golden.

Serve with strawberries macerated with some drops of vinegar/orange and sugar. Ummmmhhhh, the combination is marvellous.

5.01.2008

Piña, jengibre y rosas/ Pineapple,Ginger and Roses



A veces me obsesiono con una nueva combinación culinaria y me paso la semana repitiéndola y haciendo variaciones sobre la misma. Esta semana he encontrado una que me entusiasma y que tanto se puede usar en dulce como en salado. En la versión salada añado una o dos guindillas, sal y pimienta y al final de la cocción, un buen manojo de cilantro fresco. El resultado es un chutney rápido y ligero para mezclar con carnes.
Me gusta cocinar con flores aunque es muy arriesgado porque sí te pasas con el sabor, puede parecer que en vez de comer algo sofisticado, te estés comiendo un jabón. Así que os recomiendo moderación en el uso del agua de rosas, que se puede adquirir en establecimientos de comida asiática, ya que es un ingrediente muy usado en la gastronomía india. Vale la pena tener una botella porque dura una eternidad y se puede usar en multitud de postres y da un toque muy especial con sólo unas cuantas gotas.
Así que más que una receta, ésta es una base que podéis usar libremente con lo que más os plazca y que yo aquí la he combinado con helado de coco.


Piña, jengibre y agua de rosas con helado de coco.
(para 4 personas)

460gr. piña escurrida y cortada a dados
un dado de jengibre fresco (2x2cm)
2 cucharadas soperas de azúcar
2 cucharillas de postre de agua de rosas
una cucharada sopera de mantequilla
helado de coco para acompañar

En una sartén antiadherente añadir la mantequilla, con unas gotas de aceite y la piña cortada a trozos y bien escurrida. Dejar cocer 3 minutos a fuego medio y retiramos el líquido extra.
Cortamos un dado de jengibre más o menos de 2 por 2 cm, lo pelamos y lo picamos con un cuchillo afilado. Lo añadimos a la piña, lo dejamos 2 minutos y a continuación, echamos el azúcar bajamos el fuego y dejamos glasear la mezcla unos 10 minutos hasta que esté un poco dorada. Tiramos el agua de rosas y dejamos que todo se impregne 2 minutos más y retiramos del fuego.
Repartir en cuatro copas, cubrir con helado de coco y rociar el helado con unas de agua de rosas y decorar con algunos pétalos (sin insecticida, claro).


Pineaple, ginger, rose water and coconut ice cream
(serves 4)

460gr. pineapple drained and chopped
a dice of fresh ginger (2x2cm)
2 tablespoons of sugar
2 teaspoons of rose water
a tablespoon of butter
coconut ice cream

In a saucepan, heat the butter with some drops of oil and place the pieces of pineapple and cook over medium-high for 3 minutes. Discard all the extra liquid from the pineapple. Peel and chop the ginger in small pieces and cook with the pineapple 2 minutes more. Add the sugar, reduce the heat and cook until the mix is thickened to a glaze, 10 minutes. Add the rose water and simmer for 2 minutes more.
Serve with coconut ice cream with some drops of rose water on and rose petals to garnish.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...